Premios Goya 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

Buenas chic@s, otra semanita más por aquí. Esta semana os quiero contar la gran experiencia que he vivido siendo la estilista de una de las invitadas a la Ceremonia de los Goya. Más que una experiencia, ha sido un sueño hecho realidad. Una vez más, se ha cumplido una de las premisas de mi filosofía Believe, no hay que dejar de perseguir los sueños, de creer en ellos y luchar porque se pueden cumplir, vaya que si se pueden cumplir.

Al reunirme con Cristina (@crispy9), ya la visualicé con ese vestido. Empecé a observar como era ella y lo que le gustaba. Me explicó perfectamente cómo se quería sentir. Esto es parte de la labor de estilista, conocer a la persona antes de escoger un vestido bonito y sobre todo, que encaje con ella.

Cuando salí de la reunión, ya tenía claro cuál era el estilismo acorde con ella y con la ocasión. Cristina asistía a los Premios Goya como pareja de David Marqués (@desecho) que, aprovecho para deciros, es el guionista de la película Campeones que se estrenará el próximo mes de abril y que nadie se debe perder.

El año pasado colaboré en el desfile de moda Atelier Couture, y tuve el honor de estar con un diseñador cuyos vestidos me enamoraron por su dulzura, las caídas, los colores, los tejidos y sobre todo la delicadeza que él ponía en ellos. Ese diseñador es Franco Quintans (@francoquintans) y supe que era él con el que quería hablar para buscar ese vestido así que empezamos con las diferentes pruebas.

Cuando probamos el que finalmente escogimos, tuvimos claro que ese era SU VESTIDO, estaba hecho para ella y eso se notó porque Cristina lo defendió a la perfección.

Como ya habréis visto en mis redes es un vestido en color rosa palo metalizado, con bolsillos y adornado con perlas y camelias, y con un escote discreto. Por la parte de la espalda llevaba una fila de perlas que le hacían una silueta de auténtica sirena, por su elegancia y feminidad.

Como complementos escogimos un clutch en plata, y zapatos negros de salón. Las joyas solo unos pendientes  y un anillo de oro blanco y brillantes.

Para formar equipo conmigo en peluquería y maquillaje no tenía ninguna duda, contaba con Ester Diez (@esterdiezmerino) y Paula Calmane (@paucalmane). Se que ellas y yo nos entendemos y por eso formamos buen equipo. Entendieron lo que quería y llevaron a cabo su trabajo con la perfección que les caracteriza. El peinado escogido fueron unas ondas al agua muy típicas de los años 40 dando un toque de elegancia, delicadeza y sofisticación por el tipo de vestido, por su tipo de rostro y por la dulzura que transmite y que quería que transmitiera todo el conjunto en ella y Paula lo hizo increíble.

Para el maquillaje ojos marcados con ahumado marrón degradado a tonos rosas metálicos y unos labios en un tono más discreto, todo a cargo de Ester que, como véis, también lo hizo increíblemente bien.

El resultado no pudo ser más satisfactorio, Cristina estaba guapísima, radiante y sobre todo feliz y eso es lo que hace que pueda decir que hicimos un gran trabajo.

Cristina, este post está dedicado a ti, gracias por haber confiado en mí y haber dejado todo en mis manos aún sin conocerme. Es un placer encontrar gente así y estoy feliz de haberte podido acompañar. Ahora toca pensar en el estilismo para el estreno de la película en abril y chic@s os prometo que os sorprenderá.

No quería despedirme sin antes agradecer a Cristina Diaz (@crysdyaz) el haber contado conmigo para formar parte de su equipo y ayudarme a cumplir sueños. Sin duda, vestir a alguien para la gala de los Goya era uno de ellos.

Me despido hasta la semana que viene y os mando un beso a tod@s.

 

Deja un comentario